La Ciencia del
Par Biomagnético

El Dr. Isaac Goiz, quien descubrió el par biomagnético en 1988 en la Ciudad de México, define el Biomagnetismo médico como "un sistema de curación a través de la aplicación de imanes de una intensidad mínima de 1000 Gauss". Esta terapia tiene la propiedad de identificar las enfermedades en su etiología, debido a la presencia de microorganismos patógenos como los virus, bacterias, hongos y parásitos. También se pueden detectar disfunciones glandulares y traumatismos físicos. En el cuerpo humano, debido a los microorganismos se producen dos cargas principales de polaridad opuesta que se forman a expensas de la alteración fundamental del pH de los órganos que la sustentan. El tratamiento consiste en la aplicación de imanes potentes (1000 Gauss) en aquellos puntos de distorsión para neutralizar el pH alterado. Cuando se obtiene un pH neutro los microorganismos se eliminan y se corrigen las disfunciones glandulares.

Esto permite con los imanes mencionados tratar y también prevenir las enfermedades del cuerpo humano en tiempos muy breves, incluso en minutos. Hemos comprobado que se pueden eliminar las enfermedades virales que en la medicina tradicional alopática no han tenido cura.

Si usted esta interesado en recibir esta terapia en el Estado de Florida por favor contáctese con:

Ricardo Hidalgo
teléfono celular (727) 776-9525
Florida USA

Terapia de biomagnetismo no es un sustituto de la consulta médica, evaluación o tratamiento.

Imanes

Los imanes que se ocupan para hacer biomagnetismo médico pueden ser de varios tipos. Los hay de ferrita, neodimio, o de bocina/parlante. Cuando uno toma el curso de biomagnetismo puede ver al Dr. Goiz usando imanes de ferrita, los típicos rectangulares que tienen un cordón alrededor del imán.

¿Ustedes saben para qué sirve tener este cordón alrededor del imán? Simplemente para saber la polaridad del imán en la noche cuando todas las luces están apagadas y la persona no quiere despertar a su esposa prendiendo la luz, porque, eventualmente, necesita hacerse terapia. Esa es la simple respuesta que me dio el propio Dr. Goiz cuando le hice esta pregunta.

Otro mito que pasa con los estudiantes de biomagnetismo es que todos creen que el Dr. Goiz usa los mismos imanes de ferrita cuando ve sus pacientes en México; yo también creía lo mismo hasta que fui a hacer mi primer paso clínico, de una semana, en la Consulta del Dr. Goiz, en el 2006. Para mi gran sorpresa no había ningún imán de ferrita: todos eran de bocina/parlante. Cuando le pregunta al Dr. Goiz por qué usaba ese tipo de imanes, él respondió, sorprendentemente, que así se desincentiva a quien se tiente de robarlos. Yo creo que hay otro motivo por el cual el Dr. Goiz usa estos imanes y que lo ha dicho muy pocas veces en sus seminarios. Cuando el Dr. Goiz vio su primer paciente con Sida empezó a rastrear con un imán, así llegó al esternón negativo acidótico y se produjo el acortamiento del pie; luego sacó el imán del esternón y continuó revisando al paciente, cuando llegó al sacro, que es positivo, se alargó el pie.

Así el Dr. Goiz encontró el primer par biomagnético que lo llamó esternón-sacro. Realmente al paciente lo tuvo que citar al día siguiente para hacerle la terapia, porque rastreó con un solo imán debido a que no tenía los 300 dólares para comprar otro imán que el Dr. Richard Broeringmayer vendía. Después que el paciente se fue, al Dr. Goiz se le ocurrió buscar un imán de tipo bocina/parlante, y así al día siguiente con dos imanes le hizo la terapia a su primer paciente de sida. Ok, ya sé que el par actualmente se llama timo-recto, pero ese nombre se lo dio después, no la primera vez que lo encontró.

Por esto desde el principio el Dr. Goiz ha usado estos imanes. El Dr. Goiz tiene en cada cubículo 3 pares de imanes grandes y uno par de imán chico.

Personalmente yo uso imanes de los tres tipos de ferrita, neodimio y bocina/parlante, pues creo que cada uno tienen alguna ventaja en su momento. Los de bocina-parlante no se montan, uno los puede poner en todos los pares biomagnéticos donde van uno al lado de otro como pleura- hígado, o descende-descendente, etc. Increíblemente los imanes de bocina-parlante especialmente hechos para biomagnetismo solamente los encuentro en México, no los he encontrado en ningún otro país, a menos que uno los saque de los parlantes de los equipos de sonido comerciales. Yo pinto el positivo de rojo y el negativo de negro, lo cual recomiendo para estandarizar la buena identificación de los imanes, evitando así errores al momento de tratar un paciente.

La verdad sobre la discrepancia en el largo de las extremidades.

Cuando se evalúa el sistema músculo esquelético, el signo más importante de disfunción puede ser una diferencia en el largo de las extremidades. Muchos profesionales del área de la salud como médicos ortopédicos, doctores en osteopatía, quiroprácticos y fisioterapeutas, a menudo ignoran en un paciente con dolor, o una disfunción, la importancia en la discrepancia en el largo de las extremidades.

Yo he trabajado por 22 años como fisioterapeuta y me especialicé en terapia manual para el tratamiento del dolor. Empecé a tomar cursos de terapia manual cuando estaba en cuarto año en la Universidad estudiando la carrera de fisioterapia. El primer curso que tomé fue con Freddy Kaltenborn, fisioterapeuta, D.O. de Noruega, quien es considerado el padre de la terapia manual. En 1990 tomé todos los cursos y aprobé el examen para recibir la certificación en terapia manual con el Doctor Stanley Paris de la Universidad de San Augustine. En el año 2001 estudie la Electro-acupuntura ETPS, y estuve tan impresionado de la eficacia de este sistema para el tratamiento del dolor que estudié intensamente esta terapia hasta que llegue ser un profesor de la terapia de electroacupuntura. Así he enseñado en muchos países hispanos como Chile, Argentina, Ecuador, México, Panamá y España además de cursos en inglés y español en USA.

Durante este tiempo de aprendizaje estudiando y enseñando, continué tratando pacientes que sufrían de dolor en hospitales y clínicas ortopédicas. Mi trabajo actual en el área de Tampa en USA es de fisioterapista en tres hospitales, incluyendo un hospital de niños.

Además de mi carrera de fisioterapeuta tengo 3 niños que han practicado diferentes deportes como gimnasia, football, hockey en hielo. Siempre me consultaban sobre sobre el tratamiento de los compañeros de equipo de mis hijos que sufrían lesiones y dolor.

El siguiente trabajo está basado en la experiencia clínica como fisioterapeuta y como profesor de la terapia de electroacupuntura evaluando a miles pacientes y estudiantes, a los cuales les encuentro diferencias de longitud el largo de las extremidades.

Durante mi Carrera como fisioterapeuta el factor común que he encontrado en la mayoría de mis pacientes que se quejan de dolor en la columna, extremidades, o lesiones relacionadas a los deportes, es la discrepancia en el largo de las extremidades. Este descubrimiento es el factor más importante para entender el tratamiento del dolor. La mayoría de los otros profesionales que tratan el dolor no reconocen la importancia clínica de la diferencia de longitud en el largo de las extremidades inferiores.

En la literatura algunos estudios no dan importancia a la discrepancia en el largo de las extremidades cuando son de uno y dos centímetros (1). Otros estudios indican que la discrepancia en el largo de las extremidades inferiores podría ser un indicador de lesiones en los atletas (3) (4). El estudio más importante en la discrepancia de las extremidades se refiere a la diferencia de distribución de peso en las extremidades debido a su discrepancia. En este estudio se hizo un procedimiento matemático para comprobar que cuando hay una diferencia de longitud de las extremidades inferiores la línea de gravedad se desplaza hacia le extremidad más corta produciendo desequilibrio postural que lleva a una sobrecarga de 3.675 Kg cuando hay un centímetro de desnivel en una persona que pesa 60 kg (5).

El tratamiento de los fisioterapeutas, doctores en osteopatía y quiropráctica, y médicos ortopédicos, para abordar la discrepancia en el largo de las extremidades inferiores es usar una plantilla correctora. Los cirujanos ortopédicos a veces recomiendan cirugía para corregir la extremidad que esta acortada (2). Estas soluciones pueden corregir el largo de la extremidad temporariamente pero no corrigen la etiología de la discrepancia de las extremidades.

Algunos años atrás mientras estaba trabajando como fisioterapeuta en un hospital de pediatría, yo tuve muchos pacientes adolecentes que tuvieron una cirugía de laminectomia, para corregir lesiones de la columna mientras estaban practicando football americano y footbal.

Cuando los evalué me di cuenta que todos tenían una discrepancia en el largo de las extremidades. Esto me hizo pensar que esa alteración biomecánica en las extremidades podría ser el factor real y etiológico predisponente en sus lesiones. En los años siguientes yo empecé a evaluar la discrepancia en el largo de las extremidades en todos mis pacientes, no importando si venían con o sin dolor. En el año 2007 mientras trabajé como fisioterapeuta por 12 meses en una clínica de pacientes ortopédicos encontré que el 80% de mis pacientes con dolor musculo-esquelético tenían una discrepancia en el largo de las extremidades. También descubrí que en el hospital de pediatría cuando iba a hacer entrenamiento de muletas a pacientes que se les iba a hacer cirugías de pie por dolor no traumático el 100% de esos pacientes tenía una discrepancia en el largo de las extremidades. Para mi estaba claro que la discrepancia en el largo de las extremidades, debilita y produce un desbalance de cargas en el sistema músculo esquelético, haciéndolo más propenso a tener una lesión.

Muchos adultos que tienen dolor de espalda, o de extremidades, en su historia médica me di cuenta que hicieron deporte competitivo cuando eran adolescentes. Más del 50% de esos pacientes dejó el deporte por las continuas lesiones que tenían y la mayoría dijo que después de dejar el deporte competitivo el dolor desapareció por muchos años, pero el dolor volvió entre los 30 y 40 años. Todos estos pacientes tenían una discrepancia en el largo de las extremidades.

Otro factor interesante es que el dolor de cabeza en personas que lo tienen desde niño, en el 100% de ellos encontré una discrepancia en el largo de las extremidades.

También como padre de 3 hijos, los cuales todos hacen, o hicieron distintos deportes, me encontré con interesantes hechos en relación a lesiones deportivas. Mi hijo jugo football competitivo y cuando viajaba con él a diferentes torneos siempre me preguntaban sobre las lesiones de sus compañeros de equipo. Lo más interesante que todos los niños que se lesionaban constantemente con dolor en la columna, en las rodillas, o el pie, tenían discrepancia en el largo de las extremidades. Mi hija mayor cuando practicaba gimnasia el entrenador me decía que no entendía porque algunas de las niñas de nivel 4, 5, o 6, algunas veces cuando saltaban al aterrizar se inclinaban levemente hacia un lado. El entrenador también me dijo que cuando esta niñas estaban paradas en las manos del entrenador y saltaban hacia atrás siempre el sentía que levemente empujaban más con un pie que otro. Al revisar a estas niñas el 100% de ellas tenía una discrepancia en el largo de las extremidades.

Todos los pacientes arriba mencionados tenían una variedad de síntomas diferentes, pero la causa común era que todos tenían una discrepancia en el largo de las extremidades. Como fisioterapeutas tratamos las sintomatología del problema, por ejemplo si tiene dolor articular o muscular, debilidad en alguna musculatura y contractura muscular en otra; nosotros hacemos ejercicios para fortalecer la musculatura débil y mejorar la postura, masaje para disminuir el dolor, movilización articular para aumentar la movilidad en articulación con restricciones. También hacemos terapia específica para el dolor como electroterapia, TENS, ultrasonido, ondas cortas, etc. Los quiroprácticos y doctores en osteopatía principalmente, hacen manipulación vertebral ya que creen que todo viene mal alineamiento vertebral. Cirujanos ortopédicos y neurocirujanos hacen cirugía para corregir problemas de hernias discales, transposición del hueso navicular para dolor de pie, etc.

Ninguno de todos los tratamientos mencionados va a corregir la causa del problema que es la discrepancia en el largo de las extremidades.

Como fisioterapeuta estaba haciendo lo mismo que todos mis colegas hasta que tome un curso de biomagnetismo medico con el doctor Isaac Goiz Duran en Alemania en el año 2005. En este seminario aprendí que la discrepancia en el largo de las extremidades puede ser fácilmente corregida.

La discrepancia en el largo de las extremidades se divide en 2 categorías: la anatómica y la fisiológica.

La discrepancia en el largo de las extremidades anatómica es la discrepancia verdadera que no puede ser corregida, porque es un problema de estructura verdadera, como una diferencia en el Angulo de inclinación de la cadera, la enfermedad de Pertes que aplana la cabeza del fémur, o alguna fractura que el paciente haya tenido en el fémur o tibia-peroné, y haya derivado a un acortamiento como secuela.

La discrepancia en el largo de las extremidades fisiológica es la que puede ser corregida utilizando imanes por 15 minutos.

Increíblemente el 90% de todas las discrepancias en el largo de las extremidades es fisiológico y puede ser corregida.

Para corregir la discrepancia en el largo de las extremidades fisiológica primero se evalúa el largo de las extremidades. La forma más fácil es acostar al paciente con zapatos cerrados en una camilla. Fácilmente se observa el acortamiento al mirar los tacos de los zapatos cuando el fisioterapeuta levanta las extremidades de la camilla. También se puede hacer sin zapatos pero debemos marcar los maléolos internos para tener un marco de referencia. Después de evaluar el largo de las extremidades se coloca un imán con polaridad positiva en la región dorso-lumbar donde se encuentran las últimas costillas en el mismo lado del acortamiento. Si la discrepancia en el largo de las extremidades se corrige (90% de los casos) la discrepancia es fisiológica. Si la discrepancia en el largo de las extremidades no se corrige (10% de los casos) el acortamiento es anatómico y le recomiendo a los pacientes que usen una plantilla en el lado del acortamiento.

Ricardo Hidalgo
yasu44@aol.com

Bibliografía

  1. "Back Pain: The Long and the Short of It." Advance for Physical Therapy & Rehab Medicine. Volume 15, Issue 24
  2. "Options Abound to Help People with Discrepancy." Advance for Physical Therapy & Rehab Medicine. January 12, 1998
  3. "Pinpointing biomechanical faults can keep athletes on their feet." Advance for Physical Therapy & Rehab Medicine. Volume 11, Issue 5
  4. "Avoiding injury in the long run." Advance for Physical Therapy & Rehab Medicine. Volume 13, Issue 25
  5. Edgardo Hidalgo Callejas: "Desequilibrio del peso corporal, cálculo matemático y consecuencias clínicas", Revista CUESTIONES DE FISIOTERAPIA, de la Universidad de Sevilla, número 22 del año 2003